domingo, 23 de septiembre de 2012

Desarrollos de mi bicicleta

Me gustan los datos. Extrapolar circunstancias habituales a números y sus porcentajes para poder medir. Es una manía que tengo.

Llevado al ciclismo me gusta llevar control de distancias y velocidades, tiempos, etc. sin ánimo de competir, solo como mera curiosidad. Por tanto también me disgusta que los medios de medición no sean exactos.

Me pasa con el velocímetro que utilizo en las dos bicicletas, que siempre marca una distancia diferente de la que realmente recorro (luego explicaré el motivo por el que creo que pasa), pero en este caso lo suplo grabando las rutas con la aplicación Endomondo para Android. Realmente el velocímetro nada más que lo utilizo para ver la hora y controlar la velocidad que llevo.

Bueno, esto viene al caso por que me apetece saber cuanto recorre la bicicleta por cada pedalada que doy. Por lógica esta distancia varía según el desarrollo que lleve engranado.

Como en casi todo lo que hay que hacer hay dos vías: la sencilla y la complicada. Es decir, que nos lo den hecho o saber hacerlo y entender el funcionamiento de las cosas.

Para evitar complicaciones tenemos este calculador de desarrollos que ponen a nuestra disposición en la página de Campagnolo. Tenemos que introducir la circunferencia de nuestra rueda trasera en milímetros; el número de dientes de nuestros engranajes (o platos) y el mismo dato para los piñones. Automáticamente nos devolverá una tabla con nuestros desarrollos. Incluso tiene una serie de relaciones más habituales ya introducidas para facilitar nuestro trabajo.

Ahora bien, creo que lo interesante es saber el por qué de todo esto.

Platos y biela
Platos y biela

Ya tenemos claro que llevamos unos platos (lo normal es montar entre 2 y 3) unidos a las bielas y éstas a los pedales, por los cuales se transmite la fuerza que generamos con nuestras piernas a los platos y de aquí a la rueda trasera a través de la cadena y los piñones montados en aquella.

El factor de multiplicación, es decir, cuantas vueltas da nuestra rueda por cada pedalada completa (360º de giro del plato), es sencillo de calcular. Basta con dividir el número de dientes del plato por el número de dientes del piñón. Por ejemplo:

Para un plato de 50 dientes y un piñón de 18 dientes: 50/18=2,7 vueltas de nuestra rueda (o piñón) por pedalada.

Piñones
Piñones

También necesitamos la circunferencia de nuestra rueda trasera. La formula es sencilla: 2ΠR. Por ejemplo:

Para una rueda de bicicleta de carretera con una medida de 700mm de diámetro (350 de radio). la fórmula sería 2 x 3,14 x 0,350 = 2,198 m. Simplificada: 3,14 x 0,700

Esto nos dará la circunferencia y, por ende, la distancia recorrida por cada giro completo de la rueda.

Rueda de bicicleta
Rueda de bicicleta de carretera


Sabiendo todo esto podemos calcular con la siguiente fórmula la distancia que recorre nuestra bicicleta por pedalada en relación a los desarrollos seleccionados: (Plato / piñón) x circunferencia. Por ejemplo, en nuestro caso seguimos con el plato de 50 y el piñón de 18 dientes:

50 / 18 * 2,198 = 6,11 metros recorridos por pedalada

Y la tabla de desarrollos de mi bicicleta de carretera:


Y un inciso para finalizar. La distancia recorrida por la rueda, según la fórmula, es exacta, pero no tiene en cuenta, lógicamente, que esta medida disminuye en cuanto nos montamos en la bicicleta en orden de marcha y aplicamos peso, con lo cual varía ligeramente. En distancias cortas no es importante pero según acumulemos kilómetros sí tendrá impacto. De aquí  creo (en mi humilde opinión) que viene la desviación en los velocímetros, por ejemplo, ya que introducimos como valor de medición el ideal plasmado en la tabla que nos da el fabricante. Lógicamente el valor real varía dependiendo de nuestro peso y la presión de hinchado de nuestras ruedas.

Pequeño truco: Para calcular la circunferencia de una forma más real colocamos la rueda con la válvula en posición cercana al suelo, es decir, a 180º, marcamos en el suelo el lugar, nos montamos en la bicicleta y avanzamos hasta que la rueda de un giro completo y la válvula vuelva a estar "en el suelo". Medimos los dos puntos y esta es la medida. Si pruebas seguro que hay ligeras diferencias entre la medida "ideal" y la "real".